GLOBAL

Un mundo pendiente.

GLOBALIZADOS_edited.jpg

Habitamos un planeta conectado a partir de la incertidumbre que se proyecta en las pantallas.

Así, asumimos desde la inocencia cambios abruptos impuestos a través de la virtualidad.

Presos del anhelo y el olvido, encapsulamos nuestra vida en fugaces historias. Desmentir noticias, editar cuerpos, vulnerar la intimidad: el límite que separa la realidad de la ficción se diluye frente a nuestros ojos.

En conjunto nos dirigimos hacia la distopía que sutilmente tiñe al globo terráqueo; aislados, flotamos en la ambigua burbuja de la desolación.